Montar tabique de pladur

by - martes, enero 29, 2019


Muy buenas!!!, La verdad es que hace un tiempo que no pasamos por aquí pero hoy os traemos la razón de nuestra desaparición. Si os acordáis, hace unos días os explicábamos que estamos haciendo un pequeño taller en una estancia contigua de la casa y la verdad es que nos roba todo el tiempo del mundo, pero tranquilos porque traemos novedades. 


Como sabéis, nuestra estancia tiene unos 70 m2 por lo que decidimos dividirlos en dos partes para así poder aprovechar un poco más el espacio y siendo sinceros, tampoco necesito tanto espacio para el taller, así que para dividir la estancia optamos por montar un tabique de pladur.

Como podréis ver, las fotografías no son nada bonitas, pero ya sabemos que ninguna obra lo es, así que mil perdones, y a parte de eso, veréis que todos los muebles que teníamos en la estancia están todos juntos en la parte que nunca sale en las fotos, pero una vez tengamos el taller hecho, nos meteremos en arreglar la segunda parte, así que ya os iremos contando!. 

Así que nada!, para embarcarnos en la aventura de montar el tabique contamos con la colaboración de Leroy Merlin y la verdad es que no podemos estar más contentos con el resultado, porque el cambio ha sido notorio, tanto a nivel visual como a nivel térmico ya que calentar toda esa estancia nos era casi imposible. Y para todos aquellos/as que queráis dividir una estancia o simplemente forrar paredes os animamos porque el resultado es genial y en dos tardes lo podéis tener hecho, y además os vamos a explicar paso a paso lo que hay que hacer para poder montarla, así que..... Vamos a ello!!


- M O N T A J E   T A B I Q U E   P L A D U R -

1. Lo primero que tenemos que hacer es colocar las guías que van a la pared y el suelo, para eso, nosotros empezamos por la de la parte izquierda, y con la ayuda de un nivel, comprobamos que colocábamos la primera guía recta. Después con la ayuda de un taladro eléctrico hicimos el agujero e introducimos el taco de golpe. Hay que ser generosos a la hora de colocar los tacos ya que son los que van a hacer que nuestra pared aguante bien fuerte. 

2. Como la guía no nos llegaba al techo, tuvimos que medir y cortar el trozo que nos faltaba. Para las guías del suelo, nos olvidamos coger aislante para que no dejara traspasar el frio, así que cogimos una esterilla de gimnasia que teníamos por casa y la cortamos a tiras, después la pegamos a la guía y así ya nos quedaba aislada del suelo. Es conveniente realizar este paso en todas las guías de los perímetros ya que así evitamos que el frío entre por los laterales. 


3. Una vez hecho esto, fijamos la guía al suelo y fuimos a por la del techo. Como nuestra estancia mide 4,50 m de largo, tuvimos que juntar dos guías entre si para que nos pudiera dar la longitud exacta, debido a que las guías miden tres metros. Las unimos entre sí porque a la hora de fijarlas nos era mucho más fácil, para ello, las unimos con tornillos de pladur ya que es mucho más fácil y rápido.


4. Una vez teníamos todo el perímetro montado, fuimos a encajar la puerta para ver que todo estuviera correcto, para ello a los montantes laterales de las puertas, tuvimos que hacer una pequeña escuadra y así que resultara más fuerte la unión. Tan solo hay que cortar dos laterales de la guía, doblarlos y fijarlos con tornillos, y en la parte de arriba repetir el mismo procedimiento, así nos aseguramos que la puerta quedara bien fuerte.


5. Una vez teníamos las guías fijadas, atornillamos la puerta a los montantes y a la parte superior, de esta forma ya teníamos nuestra puerta lista! Después de eso ya solo nos quedaba ir añadiendo montantes a cada 40cm tal y como nos dijeron, y al igual que antes, como no nos llegaban las guías al techo tuvimos que unirlas entre sí. En nuestro caso la diferencia que nos hacía falta hasta llegar a la parte superior era mínima, de unos 10 cm y por eso lo unimos de esta forma, pero si la diferencia es más, más vale que consultéis con los chicos de la tienda.


6. Y listo!, una vez teníamos todas las guías ya solo nos faltaba colocar el pladur. La verdad es que es la parte más rápida y divertida de hacer ya que en nada tienes la pared montada. Recordad antes que nada que si tiene que pasar instalación eléctrica por la pared que vayáis a montar, hay que pasar antes los tubos de electricidad. En cuanto llegamos al final, solo tuvimos que medir la distancia, pasarla a la placa y cortarla a medida. 


7. Es conveniente que las placas de pladur no apoyen en el suelo y quede un pequeño respiradero, así que nosotros colocamos unos trocitos de madera lo suficientemente altos para que dejaran respirar la placa pero que no sobrepasaran la guía. Después con la ayuda de las crucecitas del pladur fuimos atornillando todas las placas. Estas pequeñas cruces vienen genial porque así ya sabes donde tiene que ir cada tornillo. Y es que más fácil no puede ser! Y nada, poco a poco ir tapando toda la pared y midiendo los agujeros que iban quedando y cortándolos a medida. 

8. Y por último, cuando ya tengamos toda la pared tapada, nos toca rellenar todas las juntas. Para ello colocaremos un poco de pasta de juntas,  y encima una tira de papel  y después le pasaremos la paletina para que quede todo bien fino y tapado, y si es necesario, volveremos a pasar otra capa de pasta. Cuando esté seco solo nos queda lijar y pintar! Y ya tenemos nuestra pared de pladur montada, ¿Que os parece el cambio?




Para nosotros sin duda alguna ha marcado un antes y un después y hemos podido crear  una estancia dentro de otra de una forma fácil y rápida.


Y vosotros 
¿Habéis montado alguna vez pladur?

También puede interesarte

3 comentarios

  1. Ostres feia dies que no sabia de vosaltres! doncs jo no he fet mai una paret de pladur... de fet em semblava una cosa super dificil encara que amb les vostres mans tot sembla fàcil. una abraçada

    ResponderEliminar
  2. Uff si que sembla difícil, pero supose que mes complicat i brut seria fer-la d'obra. Les parets de pladur son super llises i bones per a decorar amb papers pintats o vinils.

    ResponderEliminar
  3. Un trabajo extraordinario. Sin una forma fácil y rápida de conseguir dos estancias en una.

    ResponderEliminar