Nueva mesita-taburete en casa!

martes, 12 de junio de 2018


¿Que tal gente?, cuanto tiempo desaparecidos por aquí, pero la verdad es que estamos metidos de lleno en otro proyecto ( ya os contaré más adelante porque no tiene nada que ver con el blog) y la verdad es que nos quita todo el tiempo que tenemos. Esperamos que pronto os podamos contar algo pero de momento todavía está en el horno.


Como sabéis, después de nuestra última mudanza, muchos de nuestros muebles y complementos se quedaron en la anterior casa, ya que la idea era ir renovando poco a poco el mobiliario, y aunque todavía nos falta alguna que otra cosita, después de hacer la cocina, podemos decir que nuestra casa ya va cogiendo forma, pero sinceramente, no queremos meterle tantas cosas decorativas como la teníamos antes, simplemente queremos simplificar.

Por eso, cuando los chicos de Kikahome se pusieron en contacto con nosotros para realizar una colaboración, accedimos de inmediato porque su producto encajaba perfectamente en nuestras necesidades y como no, hasta en las vuestras!, Así que nos enviaron el mueble perfecto, ( y yo sin saberlo) hasta que finalmente lo he probado en casa. Ya hace una semanita más o menos que lo tengo pero antes de daros mi opinión quería probarlo para hablar tal y como debe después de usarlo unas cuantas veces.

Sin más, es un pequeño puff-mesa para ser más exactos, es el modelo Sundara, de polietileno muy resistente de color blanco  y de alta calidad que de primeras me encantó, y a parte de eso, tiene una pequeña asa de cuerda de cáñamo en un lateral para poder transportarlo más fácilmente, pero no suficiente contenta con esto, os tengo que decir que además hace luz!, sí sí, y además una luz super bonita. Al principio pensaba que no le iba a dar mucha utilidad a eso de que fuera una pequeña mesa iluminada, porque no le veía que provecho podía sacarle pero cuando lo coloqué en el dormitorio enseguida vi que se había convertido en un indispensable.




Como os he dicho, esta pequeña mesa-taburete viene cargadísima de sorpresas, y es que además de todo lo que hace, viene con un pequeño mando que te permite regular la luz, el color, y los diferentes efectos que tiene. Sinceramente, nosotros solo usamos la luz blanca, y con fuerza mínima, para cuando queremos tener un poco de iluminación en el dormitorio, pero si antes de ir a dormir, quiero leer un libro, la subo un poco de fuerza y listo!, me hace de lamparita a la vez. La verdad es que estoy encantadísima con ella y no creía que le iba a dar tanto uso.




Cuando vienen mis sobrinas, les encanta colocar las luces de colores, y más la pequeña que le encantan, así que puedo decir que es un mueble fantástico. A parte de eso viene con cargador. Se enchufa a la luz, se carga y después puedes llevártela allá donde quieras porque dura un montón.


También se puede mojar así que para acompañamiento de una piscina puede ser genial!. Nosotros como os he dicho, estamos super encantados con este pequeño cacharrito y creo que me voy a coger otro para el otro lado de la cama porque después de tener este fantástico mueble, no creo que vaya a usar otro, además, con solo pasar un paño húmedo se limpia fácilmente.

Puedo decir con total firmeza de que es un producto fantástico para el hogar y tener una pequeña luz de compañía sin tener que tener cables por los suelos es todo un privilegio.

¿Que os parece?
¿Os gusta la idea?

Join the conversation!

Nuestro Instagram

© Alquimia Deco. Design by FCD.