Un concepto abierto alucinante

miércoles, marzo 08, 2017


Desde que tengo uso de razón os puedo decir que me encantan las casas, el interiorismo y todo lo que tenga que ver con la restauración. Siempre se dice que el hobbie que puede convertirse en un trabajo, es aquel que hacías desde un principio, y aunque de pequeñita no era para nada de fijarme en los interiores de la casa, si que me encantaba crear pequeños objetos decorativos para luego regalarlos a mis parientes más cercanos.

Con el paso del tiempo, esa pequeña afición, se ha convertido en nuestro trabajo, en gran parte, gracias a vosotros, a vuestras consultas, a vuestros proyectos, y a todos esos encargos que poco a poco nos vais realizando a través de la red, por eso, cada día nos gusta más lo que hacemos.

Actualmente, las casas nos encantan, ver diferentes arquitecturas y unos interiores fantásticos con unas decoraciones cuidadas al máximo detalle. Tengo que reconocer, que seguramente, he nacido en el país que no me tocaba, ya que me encantaría poder vivir en los países nórdicos y disfrutar de todos esos fantásticos interiores, y aunque me pueda mudar tranquilamente, nuestro trabajo está aquí. Aplicar este tipo de decoración a vuestros hogares es lo que sabemos hacer y continuaremos haciendo.

A la casa de hoy no le hacía ningún extraño la verdad, y aunque en casa somos muy fans de lo blanco, tengo que reconocer que las paredes de color gris claro también me encantan, eso sí, siempre que vayan acompañadas de una inmensa luz natural, por eso, al ver la casa de hoy, sabía que tenía que compartirla con vosotras si o si.

Los interiores de las casas nórdicas son completamente diferentes a los nuestros y es que ellos, tienden a tener unos espacios muy grandes y zonas comunes abiertas entre sí, y para nosotros, es una de las mejores formas de aprovechar el espacio en una casa. Si os fijáis, en la casa de hoy, se puede apreciar como han tirado el tabique que separaba la cocina del salón y poder aprovechar así, mucho más el espacio.
En nuestra nueva casa, al principio pensábamos que a lo mejor, los olores de la cocina podrían llegar a inundar toda la casa, pero después de casi dos meses conviviendo y cocinando, os puedo asegurar que no se notan para nada.




Otra de las cosas a las que cada vez les estoy cogiendo más deseo es a las sillas Thonet. Me encantan, lineas rectas y muy poco pesadas a la vista, hacen que sean perfectas para este tipo de decoración. Si os fijáis, el conjunto de mesa y sillas para comer pasa casi totalmente desapercibido si no fueran por esas sillas eames que no dejan pasar ningún tipo de luz a traves de ellas, pero que a su vez, al ser blancas, pasan casi inadvertidas.



Sin duda alguna, no me importaría para nada, disfrutar de estas fantásticas vistas en mi casa. Grandes ventanales por los cuales entra un montón de luz natural, y un espacio enorme en el que vivir el día a día sin ningún trasto por el medio que moleste.






Como ya sabéis, los nórdicos tienden a tener los espacios muy vacios, a ser muy minimalistas y esto es algo que ayuda al descanso y al dormir. Optar por una habitación limpia y con pocos muebles, hace que la sensación que tengamos sea de tranquilidad y eso nos ayude a descansar mucho más. Puedo deciros con certeza que si que conozco gente que haya pasado de tener colores a su casa, a pintarlo de blanco o neutros pero no conozco a nadie que haya sido del revés. ¿Por algo será no?









Como bien os he dicho antes, no me importaría para nada que esta fuera mi próxima casa porque me parece fantástica, y además, ¿Quien no querría dormir en ese fantástico dormitorio?

Y  vosotras, 
¿Que tal lleváis el estilo nórdico?

¿Has visto estos post?

0 comentarios

Me apunto!