Diy

DIY: Un diamante en bruto

10:35Alquimia Deco


¿Cuantas de vosotras habéis soñado alguna vez con un diamante? Pues hoy estáis de suerte!! Os traigo un DIY muy fácil y con un resultado increíble. Un gran diamante que podréis utilizar de pisapapeles, decoración, tope de puerta etc.. para lo que más os guste.
Algunos de vosotros a lo mejor lo reconocéis de mi antiguo blog, así que he querido rescatarlo de entre las cenizas y publicarlo en este, ya que el otro blog el pobre murió.... así que: EMPEZAMOS!



Para hacer nuestro diamante vais a necesitar:

- Plantilla (descargarla aquí)
- Celo ancho o precinto
- Tijeras
- Regla
- Cemento y agua (o escayola)
- bote para la mezcla
- Cuchara para remover



Una vez tengamos todo esto listo, ya podemos empezar. Allá vamos.

1. Imprimimos la plantilla con la impresora (si puede ser, utilizad el papel más grueso que tengáis. El mio es de 160g), y ahora con el precinto vamos a "plastificar" el papel. Vamos añadiendo tira a tira encima hasta que quede bien fuerte. Recordad que tenéis que precintar las dos partes, la delantera y la trasera. Para que os quede más fuerte pegad una capa en horizontal y otra en vertical. Esta mía tiene 5 capas por parte.
Os tendrá que quedar algo así:



Cuando tengamos todo el papel precintado, tenemos que empezar a cortar por la línea. Como veis yo he quitado la parte de arriba que sería la tapa, ya que esta no nos hará falta. Os tiene que quedar una plantilla igual que esta:


Una vez nos haya quedado la plantilla así con la ayuda de la regla iremos doblando el papel por la línea de puntos. Es necesario que las líneas dobladas queden bien marcadas. Una vez echo esto, con un poco de celo vamos juntando todas las partes con mucha paciencia. Es importante que os quede la forma correcta, sino el diamante os saldrá torcido. Os tiene que quedar así:






Cuando lo tengamos bien cerrado, cogeremos un bote, vaso o hasta el precinto y pondremos el molde encima. (tiene que quedar bien plano) y empezaremos a preparar la mezcla. 




Una vez lo tengamos listo con la cuchara vamos rellenando el molde poco a poco y sin prisas, mirando de que quede bien repartida la mezcla. Sería algo así.


Tenéis que aseguraros que la parte de arriba quede bien llena y fina. Si hace falta darle unos golpecitos al bote para que la mezcla se asiente bien. La parte de arriba sería mas o menos así:



Y ya lo tenéis! ahora toca la parte más dura.... Esperar!
Si podéis es mejor que lo dejéis que se seque durante toda la noche, pero si sois tan impacientes como yo y no podéis esperar tanto, lo mejor es que lo dejéis unas tres horas al sol. Después de esto, cogéis las tijeras y con muchísimo cuidado quitáis el papel que lo envuelve y TACHAAANN!! ya tenéis vuestro diamante en bruto! 
Si lo podéis dejar que se seque durante un par o tres de días mejor y luego si queréis podéis pintarlo. 



Yo el mio lo he pintado con spray dorado ya que me encajaba mejor en la decoración, aquí os dejo un par de fotos de como a quedado. Espero que os guste. 





¿Que te ha parecido mi diamante, te atreves con uno?






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

0 comentarios

COLABORO CON:




Formulario de contacto